Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas y mostrarle publicidad relacionada con sus hábitos de navegación. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.
pagina principal
Buscar en meRelajo.com o en internet
Descarga Relajación
Entrenamiento Autógeno
Relajación Progresiva
Técnicas de Visualización
Técnicas Energéticas
Técnicas Mixtas
EJERCICIOS de Relajación
ARTÍCULOS de Relajación
CURSOS Presenciales
Libros de Relajación
AMPLIAR
AMPLIAR


Relajación Progresiva

Ejercicios incluidos

AMPLIAR
Ejercicio 1: Relajación Progresiva Mano-Brazo
Ejercicio 2: Relajación Progresiva Pie-Rodilla
Ejercicio 3: Relajación Progresiva Cuello
Ejercicio 4: Relajación Progresiva Ojos
Ejercicio 5: Relajación Progresiva Tronco

 

Descripcion

Es un método de relajación con un marcado carácter fisiológico, su objetivo fundamental es el logro de un estado de reposo intenso y voluntario, con todas las ventajas que el descanso profundo conlleva. Aunque su principal aplicación podríamos considerar que son los trastornos del sueño, no es menos cierto que resulta igual de efectiva en todos los procesos en que la musculatura voluntaria de nuestro cuerpo resulta afectada por una sobrecarga de tensión. Insiste en la importancia de percibir y distinguir con claridad el estado de tensión muscular y sus distintos niveles de tal forma que tras el aprendizaje de la técnica podamos pasar en breves instantes de un estado de tensión a uno de distensión voluntaria. El método es de por sí tan eficaz que no nos podemos plantear su abandono si tras unos cuantos intentos cuesta conciliar el sueño y lograr un descanso profundo, sino que más bien hemos de insistir en la práctica cotidiana de los ejercicios a realizar.

Cada método tienen sus particularidades, sin embargo algunos se transforman en el método, eso es lo que ocurre con la relajación progresiva de Jacobson y para otros con el Entrenamiento Autógeno de Schultz, ambos conforman dentro del cosmos de la relajación los lugares más conocidos y visitados.

Jacobson fue un genio, no solo elaboró un método original y eficaz sino que demostró la profundo imbricación entre cuerpo y mente probando que el estado del músculo influía incluso sobre la intensidad de la respuesta refleja, demostró que el pensamiento y el estado emocional afectaban al nivel de respuesta muscular probando una relación directa músculo – pensamiento – emociones.

La Relajación progresiva es un método de carácter fisiológico, está orientado hacia el reposo, siendo especialmente útil en los trastornos del sueño por la facilidad con que induce un reposo muscular intenso a través del cual sucede de forma espontánea la inmersión en el sueño.

El entrenamiento en relajación progresiva favorece una relajación profunda sin apenas esfuerzo permitiendo establecer un control voluntario de la tensión distensión que llega más allá del logro de la relajación en un momento dado.

Hay un ser equilibrado y sano en nosotros, la tensión lo oculta, la relajación como técnica descubridora nos lo muestra. Si la tensión es el estado ordinario la distensión es un estado extraordinario en que la conciencia se eleva por encima de la tensión.

Con el método de Jacobson recobramos el control de los músculos voluntarios, control que nunca debimos ceder al inconsciente. Jacobson pone el acento en la sensación, no debemos solo tensar o relajar, sino prestar toda la atención a las sensaciones que se producen. No basta sentir, es necesario discriminar con claridad los diversos estados posibles de tensión y relajación, aún más: pedirse aflojar más y más cuando creo que ha llegado al máximo, un poco más .....y ser capaz de distinguir que algo ocurre. Es preciso pues en primer lugar ser capaz de reconocer la tensión muscular, cosa nada fácil en lugares que apenas siento, y en segundo lugar ser capaz de aflojar hasta ir eliminando toda tensión residual, inútil.

Es un método que favorece un estado corporal más energético pues favorece intensamente el reposo; permite reconocer la unión íntima entre tensión muscular y estado mental tenso, mostrando con claridad como liberar uno implica hacerlo con el otro. Todo el cuerpo percibe una mejoría, una sensación especialmente grata tras el entrenamiento en relajación progresiva y con la practica la sensación se intensifica. Progresiva significa que se van alcanzando estados de dominio y relajación de forma gradual aunque continua, poco a poco, pero cada vez más intensos, más eficaces. No es un método breve, ni sus efectos lo son tampoco.